Pantallas gigantes de interior para publicidad

Las pantallas gigantes se están convirtiendo en un atractivo medio para exhibir publicidad en el interior de tiendas y centros comerciales. Sus grandes dimensiones y el atractivo y espectacularidad de los vídeos, animaciones e imágenes que muestran hacen que atraigan la atención. Se convierten así en un efectivo medio de comunicación digital para potenciar la imagen de las marcas y mostrar anuncios publicitarios, promociones, ofertas y descuentos.

Características de las pantallas gigantes para interior

Las pantallas gigantes para interior se diferencian de las de exterior en varios factores. Para emitir publicidad e imágenes en exteriores las pantallas necesitan contar con leds de alto brillo, ya que deben competir con la luminosidad ambiente y con la luz del sol y así poder destacar más y atraer la atención. En las pantallas de interior no se necesita utilizar leds tan brillantes, ya que en interiores la luz ambiente es mucho menos intensa. Esto supone una ventaja ya que este tipo de led, con menos luminosidad, es más económico. Esto suele repercutir en un menor coste de la pantalla si la comparamos con una pantalla exterior con la misma resolución y cantidad de leds.

Pantallas gigantes de interior para publicidad

Otra de las diferencias es el índice de protección. Para exterior se necesita que el chasis que aloja toda la electrónica y la pantalla en si disfrute de, como mínimo, una protección IP65. Esto asegura que está protegida contra los agentes externos, lluvia, polvo y suciedad. En interior, obviamente, esto no es necesario por lo que podemos prescindir de ese valor de protección IP. Esto también hace que el coste de la instalación disminuya un poco más, ya que no son necesarias tantas medidas para asegurar una protección tan extrema.

El último de los factores que las diferencian es el Píxel Pitch (también conocido como Paso). Este valor nos indica la distancia que existe entre cada punto de la imagen, formado por un grupo de leds RGB (Led rojo + led verde + led azul en cada punto) o tipo SMD (incluye todos los colores en un único encapsulado). Esto realmente marca la densidad de leds en la pantalla. En las pantallas led para interiores suele ser necesaria una mayor densidad de leds, es decir, un paso más pequeño que en exterior. Esto es debido a que, usualmente, las que se instalan dentro van a ser visualizadas desde una menor distancia. Necesitan, por tanto, una mayor resolución para poder brindar imágenes nítidas y contrastadas. Las que se ubican fuera suelen ser vistas desde mayores distancias, habitualmente se colocan en fachadas y en altura. Es obvio pensar que aumentar la densidad de píxels repercute en un mayor coste, ya que contamos con una mayor cantidad de leds en la misma superficie en comparación con una de exterior. Por ejemplo, una pantalla colocada en lo alto de un edificio a 50 m. de alto puede contar perfectamente con un paso P24 mm. Sin embargo para una colocada a 5m. puede ser recomendable una con paso P10 mm. En interior se suelen colocar a la misma altura de la vista por lo que se suelen recomendar pasos P6 mm. o menores. Por ejemplo, para una pantalla en un centro comercial colocada a cierta altura en interior puede ser suficiente con un P10 mm. aunque siempre dependerá de cada caso.

Aplicaciones publicitarias de las pantallas gigantes de interior

Este tipo de pantallas gigantes de interior se utilizan cada vez más en tiendas, comercios y establecimientos de todos los sectores. Es habitual instalarlas en tiendas de moda, de calzado y complementos, relojerías, joyerías, oficinas bancarias, hoteles… en definitiva, en cualquier tipo de establecimiento que desee potenciar la imagen de su marca, sus productos y servicios. En tiendas de moda, por ejemplo, se utilizan para exhibir vídeos e imágenes de los productos, con precios, ofertas, descuentos y promociones. También son útiles para dirigir la atención hacia un lugar concreto del establecimiento, creando así un punto caliente. Instalando varias unidades se puede forzar un trayecto por el interior de la tienda, siendo muy útiles para dirigir la atención de los clientes y guiarlos a través de la tienda. Ejemplo de una de estas instalaciones es la realizada en la tienda Lefties del Centro Comercial Gran Vía de Alicante. Esta instalación sirvió como experiencia piloto para exportar el modelo al resto de tiendas de la cadena de Inditex.

Instalación de pantallas gigantes en escaparates

Este tipo de pantallas de leds suelen instalarse también en escaparates. Si vamos a instalar una pantalla en una cristalera debemos diferenciar entre escaparates que dan al exterior y los que dan al interior. Por ejemplo, si tenemos una tienda que da a la calle deberemos colocar una pantalla con brillo para exterior. Sigue sin necesitar la misma protección IP que una pantalla para exterior, pero si necesitará la densidad de pixel o mismo paso que una de interior, ya que va a ser visualizada desde una corta distancia. Debe ser muy luminosa porque va a competir con la luz del día. Si se encuentra en el escaparate de una tienda dentro de unas galerías comerciales, lógicamente, no necesitará brillar tanto.

Aplicaciones en el mundo del ocio de las pantallas gigantes para interior

Estas pantallas gigantes de interior, además de para emitir publicidad, también se utilizan en el mundo del ocio y la información. Suelen instalarse en escenarios para celebrar todo tipo de eventos. Hoy en día es habitual verlas en conciertos musicales, entregas de premios, festivales y toda clase de celebraciones. Han ido introduciéndose poco a poco y últimas campañas electorales no faltaban en ningún mitin. También instaladas en el interior de centros comerciales son un excelente reclamo para atraer más visitantes a las galerías. Se utilizan para emitir competiciones deportiva (partidos de fútbol, carreras de F1 y Moto GP, torneos de tenis, etc.). También sirven para realizar presentaciones de nuevos productos y, por supuesto, para emitir publicidad de los establecimientos de las galerías comerciales. Todo esto hace que aumente la afluencia y se pueda explotar el potencial publicitario de las zonas más concurridas e incluso redirigir el paso de personas hacia otros puntos del centro comercial.